TREVERIS: INFORME EXPRESS

TRIER EDIFICIOS

La  milenaria ciudad de Treveris – situada al oeste de Alemania, cerca de la frontera de Luxemburgo –  se convierte en los meses estivales en uno de los destinos más solicitados por turistas y viajeros de medio mundo. Su impresionante y cuidado legado histórico, que conserva numerosas  muestras arquitectónicas de la época romana  como la Porta Nigra , la Basilica de Constantino o las Termas Imperiales, y edificaciones e iglesias de diferentes estilos  como la Catedral de San Pedro -la más antigua de Alemania- ya son motivos mas que suficientes para visitar uno de los iconos del antiguo Sacro Imperio Romano.

esparrago 3

La gastronomía de esta zona de Alemania, de influencias francesas y luxemburguesas, no se limita, ni mucho menos, a la típica salchicha o a la cerveza. Ahora que todavía es temporada, no hay que perderse los magníficos espárragos blancos que se venden en el mercado central y que figuran en la mayoría de las cartas de los restaurantes.

brsasserie

En el bistro  Brasserie (Fleischstr. 12. 25 euros), un local chic de aires vintage que ofrece una cocina desenfadada non-stop desde las 11 de la mañana, se sirven con patatas, salmón o una delicada salsa holandesa. Tampoco desmerecen otros  platos germánicos tradicionales como  las” Kartoffel Schnittcher”, tortitas de patatas hechas en sarten que se acompañan de puré de manzana casero, o el “Huenerfrikasse”, elaboración clásica a base de pollo hervido y salsa velouté .

esparragos holandaise

Otra opción recomendable para tomar algo a cualquier hora es el Bitburguer Wirtshaus (15-20 euros)una enorme cervecería con terraza que ofrece platos locales e internacionales, copas, cócteles, los laureados “riesling”  de la Mosela ,y por supuesto, su famosa cerveza pils de Bitburgo que se sirve, pausadamente, del barril. El edificio, inaugurado en 1825, conserva su antiguo encanto, ya que hasta hace unos años todavía era la sede del casino de la ciudad.

bit

Para los fans del Street Food , existe una amplia variedad de puestos repartidos por el casco histórico que ofrecen atractivos panecillos blancos e integrales rellenos de frikadellen, embutidos o queso a un precio asequible (1-3 euros). También se puede comprar un excelente pan de espelta o dulces típicos en el interior de las galerías del los almacenes  Kaufhof.

panecillos

Y para terminar, café italiano  y helado artesanal -sin conservantes ni colorantes artificiales- en el pequeño Christi´s , situado junto  al imponente Dom.  Su premiado espresso y un cremoso y fino “Eis” de fresas o de pomelo, elaborado con frutas frescas de temporada, confirman la filosofía que se anuncia en la fachada del local: “Gusto ergum sum”.

chisties

 

Sea el primero en escribir un comentario.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share