RUTZ WEINBAR EN BERLIN

Chausseestrasse 8

10115 Berlin Mitte
Telf. 030.24 62 87 60

Calificación: 8.

Precio medio: 40-50 euros.

En otra visita a la siempre estupenda ciudad de Berlin, donde predominan las ofertas gastronómicas de todos los rincones del planeta, tuvimos al fin la ocasión de visitar esta prestigiosa “Weinbar” (vinoteca)  alemana y contemporánea  que , entre otros reconocimientos,  ha sido galardonado con 1 estrella de la todopoderosa guía Michelin.

 

“Rutz”, situado muy cerca de Friedrichstrasse,  ofrece dos opciones a la hora de cenar :  la desenfadada carta del” Weinbar” u otra más sofisticada en la que destaca un menú degustación compuesto por 5 platos (89 euros),  ocho platos (105 euros) u 10 platos (137 euros),  emplatados todos  bajo los dictámenes de la nueva escuela de cocina española.

Optamos por la carta de bar,  pero el siempre atento Billie Wagner  (mejor summelier de Alemania en 2009)  nos ofreció la última mesa de la agradable terraza del restaurante en vez de la asfixiante (30 grados C.) sala con barra pero ” sin” aire acondicionado.

De esta carta,  muy parecida a la de los gastrobares patrios en los que se mezcla modernidad con tradición,  llaman poderosamente la atención  algunos productos de calidad típicamente “spanish”,  como la “Cecina de León” (14.50 euros) o el infalible “Jamón Joselito Gran Reserva” (21.50 euros),  delicatessen que, por razones obvias,  no probamos.

Pero si tuvimos la suerte de degustar la  feliz  recuperación que propone el chef Marco Müller de algunos platos tradicionales alemanes muy elaborados , que, desgraciadamente, están a punto de extinguirse en la cocina actual.  Como la  sabrosa”Sopa de Gulash” (9.50 euros),  la aligerada versión del clásico “Eisbein – Codillo  de cerdo-  presentado con una sutil salsa a la mostaza de estragón. Mención aparte merecen los excelentes y tiernos rollos de ternera “Rinderroulade”  al estilo de la abuela” (22.50 euros),  que después de 3 horas de cocción se envasan al vacío : técnica que realza aún más este clásico de la cocina casera germana.

De los postres destaca la deconstrucción “light” del “Apfelkuchen o tarta de manzana” (9.50 euros) ,  propuesta bastante lograda.

El servicio , a pesar de  pecar de cierta frialdad, está a la altura , y la carta de vinos es simplemente espectacular, con cientos de referencias de diferentes  zonas vinícolas de Alemania, España, Francia,  Italia o Sudamérica.

Respuesta

  Comentario: 2


  1. Una terraza fantástica para las noches calurosas berlinesas. La roulade, un plato de carne muy melosa cocinada en una salsa de vino, estaba delicioso. Sorprendente hallar que incluyan sobrassada en una carta alemana.


  2. De Rutz recomiendo el Eisbein, sin extravagancias, al más puro estilo alemán.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share