OLD SWISS HOUSE: COCINA VINTAGE EN FUENGIROLA

Old Swiss House

Marina Nacional,26. Fuengirola.

Telf.: 952472606.

Relación calidad-precio: coherente (40 euros).

 

Después de un intenso mes de diciembre , la Guia Gastronómica de la Costa del Sol vuelve a vistitar uno de los pocos  restaurantes clásicos con encanto que, contra viento y marea, resisten aún en la provincia de Málaga.

En Old Swiss House, fundado en 1981 por el maitre Mateo Gutiérrez y la cocinera suiza Isabella Blättler, se sigue practicando una cocina  vintage de escuela  que,  a pesar de ser reinterpretada con éxito en algunos establecimientos  de  Madrid o Barcelona (Emma Café), está en peligro de extinción.

 

La carta que propone la chef Blättler, cuya formación hostelera se inició en el pequeño pais de los Alpes antes de aterrizar en la Costa del Sol, se parece mucho a aquella alta cocina que causaba furor  en medio mundo en la década de los 70 y 80: Coctel de gambas, Melon con jamón, Chateaubriand, Solomillo Stroganof… Platos internacionales elaborados o termiados delante del cliente donde prevalece ante todo la calidad de una materia prima cuidadosamente seleccionada. Y, por supuesto, también destacan  algunas especialidades suizas tradicionales como la Raclette,  la Fondue o el Rösti, una agradable  tortita de patatas cocinada en sartén.

 

Para empezar, es reconfortante la “Ensalada mixta”  (6.50 euros),  una mezcla de verduras aliñadas por separado -zanahorias,patatas, remolacha,lechuga verde- con un agradable toque agridulce; está bien la “Raclette” (5.50 euros), acompañada de patatas, cebollitas y pepinillos encurtidos; y tampoco defruadan  las “Espinacas gratinadas” (5.95 euros).

Del apartado carnívoro destaca un académico “Wienerschnitzel” -filete de ternera empanado típico de los paises germánicos- (12.50 euros) o un delicadisimo “Steak tartar” (19.50 euros), aliñado con maestría por Gutiérrez a la vista del comensal. Como acompañamiento, nada mejor que el  ya mencionado “Rösti” (3.50 euros).

 

Como postre  es recomendable un goloso “Crepe Suzette” (5.50 euros) flambeado con Grand Marnier. La carta de vinos, protagonizada por riberas y riojas de corte clásico, está algo subida de precio, y el servicio, muy profesional, aprueba con nota.

 

 

 

 

 

Respuesta

  Comentario: 2


  1. Es un restaurante muy acogedor. Su fachada imita una de esas casitas suizas típicas, y se come de maravilla, muy old-school, como a mi me gusta.
    Po cierto, creo que los dueños van a inaugurar un hotelito en el mismo edificio.Suerte.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share