MARJELLCHEN:COCINA PRUSIANA EN BERLIN

Mommsentrasse,9. Berlin

Teléfono: 0049 030 / 883 26 76   

Horario: Todos los días de 17:00-23:00 horas

Relación calidad-precio: 7.5 (25-30 €)

Texto y fotos: Lutz Petry

En la siempre maravillosa ciudad de Berlin existe una interminable oferta gastronómica de todo tipo donde abundan los restaurantes exóticos y orientales -bastante recomendables, por cierto, por su magnifica relación calidad-precio- y los locales de moda. Pero escasean, paradojicamente, los establecimientos de calidad que practiquen una cocina autenticamente alemana más allá de la currywurst.

El restaurante Marjellchen -“chica” en el argot prusiano- es una de las pocas pistas fiables que existen en el centro de ciudad de cocina local de verdad. Situado desde los años 80 en una calle paralela del bullicioso Kudam, ofrece una carta en la que abundan platos tipicamente prusianos y de otras regiones alemanas, con alguna que otra concesión internacional.

En las frías noches berlinesas, es recomendable empezar la cena con una reconfortante “Königsberger Rinderfleck” (4.50 €), sopa originaria de Prusia del Este elaborada con caldo de carne y verduras que se espesa con una velouté y se aliña con vinagre. O un buen “Salmón ahumado en caliente”  que se acompaña de una pequeña ensalada, rábano picante, mostaza de eneldo y un magnífico pan con mantequilla.

Tampoco defraudan las típicas “Königsberger Klose” (11.80 €), albondigas de gran tamaño que se sirven con una salsa de alcaparras y patatas hervidas salteadas con mantequilla y perejil. O un buen aunque poco potente en sabor “Sauerbraten” (15.50 €) -asado agridulce macerado en vinagre, verduras y especias durante días- con guarnición de col estofada y Klöse (bolas de patatas).

El  sorprendente “Ragu de ganso” con salsa de setas (24 €), servido generosamente sobre un calentador de vela en el centro de la mesa, es uno de los platos más logrados,- y también contundentes- de la carta. Y de postre la casa prepara un goloso “Mousse de chocolate” (7.50 €) a la vieja usanza.

Interesante carta de vinos de las diferentes zonas vinícolas alemanas y una cerveza de barril de Veltins (3.60 €, 40 cl.) muy bien tirada.

Servicio muy amable y atento comandado por la simpática propietaria del local Ramona Azarro, que suele desplegar todo su sentido de humor berlines sentada en la mesa con sus propios clientes.

 

Leave a Reply