MADAME SUZANNE: VIAJE GASTRONÓMICO DE MÁLAGA A PARIS

Casa de Campos, 31. Málaga

Teléfono: 951 53 28 09

Horario: Lunes-sábado (08:00-12:00 horas)

Relación calidad-precio: 7 (20-25 €)

Texto y fotos: Lutz Petry

Después de una primera fase un tanto efímera en el casco antiguo,  Madame Suzanne ha abierto de nuevo sus puertas en un espectacular local en el emergente Soho malagueño. El cambio, que no solo mejora en el aspecto meramente estético, también supone un avance gastronómico significativo con una carta mucho más amplia y atractiva, ya que el nuevo local cuenta con una  cocina “de verdad” en la que trabajan dos jóvenes y voluntariosos cocineros: Tého Roquesoffre y Baptiste Tomorszki.

Luis Gonzalez (sala), Tého Roquesoffre (cocina) y Mateo Gandía (sala)

El concepto  de Madame Suzanne -“un viaje gastronómico entre Málaga y Paris”, según afirman los propios socios del local, Eduardo Carballo y el incombustible Martin Moniche- se mantiene ,sin embargo, intacto. En la nueva carta siguen destacando platos típicos franceses y españoles -con alguna que otra concesión más internacional- sencillos pero bien resueltos que están pensados ,en su mayoría, para compartir.

Para empezar, no hay que perderse una buena quiche (5-5,50 €) de masa fina -aunque no casera- disponible en cuatro variedades: la clásica “Lorraine”, la versión “Vegetal”, la de Boletus y una atrevida “Malagueña” elaborada con salchichón de Málaga.

O unas cremosas “Croquetas ” (8 €) que se pueden pedir de espinacas o también con salchichón de Málaga, ingrediente omnipresente en la carta. La “Ensaladilla Rusa” (7,50 €), clásica y delicada, o los “Mejillones” (4,50 €), de una buena marca de conservas y servidos con una sutil mahonesa de escabeche, son otras opciones recomendables para empezar un almuerzo o cena entre amigos.

Mención aparte merece un fino “Tataki de chuleta” levemente marcado,con la carne casi cruda, y una excelente “Tabla de quesos franceses” formada por las variedades Morbier, Cantal, Bleu d´ Auvergne y Camembert, entre otras.

Semanalmente también se ofertan platos tradicionales de cuchara, como una delicada”Fabada” (15 €) o una reconfortante “Cazuela de patatas con langostinos” (18 €), propuestas que elevan el nivel gastronómico del local.

Tampoco podía faltar algo tan francés como el “Pato en confit” (15 €), acompañado de un suculento gratén de patatas;  ni los “Crepes” (6-6,50 €), disponibles en diferentes versiones saladas; o una académica “Ensalada Nicoise”, enriquecida con corazones de alcachofas.

La lista de postres, algo dulces, incluye la famosa “Tarta Tatin” (4,50 €) de manzana, el “Brownie de Oreo” o el “Cremoso de Mango” elaborado con frutas de la Axaquia. La casa también sirve un reconfortante “Brunch” (8,50 €) para los más noctámbulos, un desayuno en el que se puede optar tanto por la mantequilla como por el aceite de oliva y un recomendable menú del día (8,80 €).

Eduardo Carballo y Martin Moniche, socios.

Otro de los atractivos de Madame Suzanne es su interesante lista de vinos blancos, tintos y espumosos procedentes, en su mayoría, de las principales zonas vitivinícolas francesas que también se ofertan por copas a precios sensatos. El servicio es joven y simpático y el ambiente, en el que predomina ese inconfundible “French touch” , es chic y desenfadado. Excelente selección musical en la que predomina la chanson más nostálgica.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply