LA VIÑA DE ALE

Captura de pantalla 2009-12-13 a las 19.37.09
VIÑA ALELA VIÑA DE ALE

Avda. Salvador Allende,42. Torremolinos

Telf.: 952 376341

Cuando el emprendedor Alejandro Ortiz Donaire se atrevió a inaugurar este pequeño local en la zona turística  del Hotel Pez Espada en el año 2001, pocos apostabamos por su futuro. Pero lo cierto es que ocho años despúes, y aún rodeado de pubs ingleses y restaurantes de poca monta, la Viña de Ale se ha convertido ya en todo un clásico de Torremolinos donde siempre es difícil conseguir mesa.  La fómula de su éxito parece infalible: la carta , en la que predominan las tostadas y la proteina, no es ni demasiado convencional ni demasiado moderna;  la selección  de vinos, muy cuidada, es  asequible y ecléctica;  el servicio, ágil y amable;  y el ambiente, “fashion” e informal, invita a prolongar la sobremesa indefinidamente con unas copas bien servidas.

Al generalmente joven y guapo público que llena a diario la Viña de Ale le encanta compartir las generosas y contundentes  raciones que salen de su  minúscula cocina.  Como las ensaladas , elaboradas con los omnipresentes productos de cuarta gama, donde  destaca la selección de “Ahumados con cogollos de Tudela” (8.90 euros), en la que solo molesta, ligeramente,  el amargor del vegetal. O  las tostas, una de las especialidades más demandadas de la carta, que  se mantienen a un nivel más que aceptable : delicada, aunque  un tanto humeda, la de “Jamón de bellota con tomate” (7.90 euros) ; agradable la de “Melva con queso de Burgos y cebolla” (6.90 euros)  ; y bastante básica la de “Paté de higado con pepinillos”  (5.90 euros). Tampoco desmerecen las “Croquetas mixtas” (7.30 euros),  -de jamón, pollo o espinacas- ni las  rotundas “Sartenás” , diferentes versiones de los tradicionales revueltos españoles.

Pero lo que no puede faltar en una visita a la casa del incombustible y siempre atento Alex es un magnífico “Queso  viejo de Zamora” a (8.50 euros)  que se termina de madurar en la trastienda del local, ni un buen “Jamón de bellota” (12 euros) cortado académicamente  en finas y no demasiado largas lonchas.

También se acepta el descorche (6 euros) de botellas especiales que el cliente prefiera traer directamente  de casa (6 euros), una costumbre tipicamente anglosajona que parece  extenderse también  por los restaurantes españoles.

Respuesta

  Comentario: 4


  1. La parrillada de verduras, las croquetas. Muy buenas. Pero muchas veces desiste uno de ir por las dificultades de encontrar mesa.
    Eso sí, las dimensiones reducidas del local también contribuyen a crear ese ambiente especial. Probablemente si ampliaran, perdería la gracia.


  2. creo que la viña de ale no es solo de alejandro e cheff es tambien el propietario ha destacar no solo las virutas de solomillo tambien tienen algunas veces el flan de dulce de leche es sublime asi como el wok de pollo con verduras

  3. Alfonsito


    Después de mucho tiempo -debido a que casi nunca hay mesa libre- volví a La Viña de Ale. La Parrillada de verduras, abundante y muy bien hecha. El jamón de bellota, excelente, y el
    queso, lo mejor. Solo me decpcionaron las croquetas, un poco sosas.
    La carta de vinos, a precios más que razonables, es de las mejores de Torremolinos.
    Y encima el ambiente es finito, algo que se agradece en un mundo casa vez más “low cost”.
    Volveré.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share