RESTAURANTE LA LANGOSTA : LEYENDA GASTRONÓMICA EN FUENGIROLA

LA LANGOSTA FUENGIROLA

C. Francisco Cano, 1.

Los Boliches-Fuengirola

Telf.: 952475049

Calificación: 8

Precio medio: 45 euros

Después de una larga e injustificada ausencia, volvemos a pisar los salones de uno de los restaurantes  más longevos y encantadores de la provincia. Y es que La Langosta, que acaba de cumplir un insólito 50 aniversario – ya sin sus fundadores, recientemente fallecidos-,  ha entrado, por derecho propio en la leyenda gastronómica de la Costa del Sol.

Todo empezó en 1960, cuando  el joven matrimonio formado por Helmut und Inge Alpietz  abandonan su Alemania natal para desembarcar en una Fuengirola casi virgen, rodeada de casitas de pescadores y algunos  chiringuitos modestos, para inaugurar primero  Los Delfines y, Cinco años más tarde, en su actual ubicación,  La Langosta, el primer restaurante de lujo de cocina internacional de la zona.

Por sus acogedoras mesas han pasado  artistas ilustres , aristócratas escandinavos, miembros de la alta burguesía centroeuropea, actores de Hollywood- como Orson Welles, cuyo autoretrato realizado en el transcurso de una cena de 1971 reproducimos en esta crónica-  y residentes anónimos de una costa que vivía una época de esplendor irrepetible.

De aquella época queda aún buena parte de la estupenda decoración -lamparas art-decó, maderas nobles, objetos barrocos que rozan el kitsch, cuadros “sixties” y otros elementos ornamentales típicamente germánicos-  y una carta muy influenciada por aquella alta cocina francesa y europea que actualmente apenas se cultiva. Por algo, “La Langosta” sigue siendo uno de nuestros restaurantes favoritos.

Christian Alpietz, jefe de los fogones en las dos últimas décadas, no entiende de recetas aligeradas ni de presentaciones minimalistas, ni mucho menos de filigranas técnicas, recurso habituales en la cocina moderna actual.

Aquí todavia ocupan un papel estelar  las salsas -que actualmente solo aparecen como un elemento decorativo mas del plato- , elaboradas a partir de fondos concentrados a fuego lento y espesadas generosamente con natas y mantequillas. Todo muy old-fashion,  pero el producto es de innegable calidad y la ejecución, irreprochable.

Buena prueba de ello es la “Crema de langosta” (7.30 euros), densa y espesa,  que sintetiza la esencia del restaurante.  O un convincente “Gulash hungaro” (15.90 euros),en el que se emplean únicamente puntas de solomillo de ternera. Tampoco se queda atrás un excelente “Chateaubriand” (24.90 euros) -centro del solomillo- acompañado de la casi olvidada salsa Bernaise. Ni un notable “Steak Tartar” (25.90 euros) terminado con carácter en sala, al que solo le sobran unas anodinas patatas fritas industriales.

Si no se desea comer a la carta, es buena opción el “Menú degustación” (34-41 euros), un “Menú de temporada” (15.90 euros) que,  solo figura en la fachada local, y el “Menú 50 aniversario” 33.90 euros), un poco más corto que en anteriores celebraciones pero igualmente reconfortante:
De inicio, los clásicos “Mejillones al azafran”; para refrescar el paladar, un “Sorbete de limón” tan agradable como innecesario; y como plato estrella, una estupenda “Langosta Thermidor”, que justifica por si solo la elección del menú: y, para finalizar,
un “Mousse de chocolate” de escuela, al que quizas le falte una proporción mayor de chocolate amargo.

El servicio,tras 30 años de experiencia, ya forma parte del alma del local, y la carta de  vinos -de la cual nos inclinamos por un “Baron de Ley reserva” (20.50 euros) que mejora aireándose en copa-  es algo corta y muy clásica.

La vajilla,  cubreplatos y campanas de alpaca,  cubiertos , tazas de consome , servilletas bordadas y esas estupendas copas talladas de los sesenta,  mantienen viva la leyenda.

Respuesta

  Comentario: 7


  1. EL MEJOR STEAK-TARTAR DE LA COSTA.

  2. La flor del Turia


    Maravillosa Langosta; recuerdo con emoción a doña Inge, siempre tan impecable, servicial y pendiente de los clientes. Una cocina clásica europea que nunca defrauda. Uno de los pocos lugares con espíritu propio en una sociedad cada vez más dominada por las franquicias.

  3. mister plastic


    ¡Estas Navidades nuestra cita en La Lasgosta será ineludible! Después de nuestra cita con Primal Scream en Barcelona


  4. Uyuyuy cuantas ganas tengo de volver a la Costa del Sol y a… La Langosta!


  5. Pronto voy a tener el placer de visitarlo!!


  6. Que bueno, conserva el sabor de los clasicos de la cocina, un restaurante con carácter propio. Me gusta.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share