EINSUNTERNULL: LA COCINA DIFERENTE DE ANDREAS RIEGER EN BERLIN

EINSUNTERNULL

HANNOVERSCHE STR. 1, 10115 BERLIN

RELACIÓN CALIDAD PRECIO: 8 (80-120 €)

1 ESTRELLA MICHELIN

TEXTO Y FOTOS: LUTZ PETRY

La cocina que practica Andreas Rieger en su restaurante Einsunternull de Berlin es definitivamente diferente. Con un concepto minimalista -en el buen sentido de la palabra- y conceptual, este joven chef huye de modas pasajeras para crear un discurso propio en el que predomina la austeridad y el respeto por el producto de cercanía.

EINSUNTERNULL andreas

Andreas Rieger

 

La escueta carta de Einunternull -uno bajo cero- ofrece únicamente un breve menú-degustación compuesto por 5 platos al mediodía (69 €) que se amplia a 8 (99-119 €) por la noche.  Todas las propuestas elaboradas por Andreas Rieger se anuncian de manera un tanto enigmática para buscar el factor sorpresa: “Nuestra idea es sorprender al cliente con platos sencillos y artesanales en los que solamente se utilizan productos de las cercanías de Berlin. No utilizamos ni cítricos, ni tomates, ni productos de lujo. Ni siquiera la pimienta está presente en nuestra cocina”.

Cocina de Einsunternull

Una filosofía radical y difícil de seguir en un entorno como el de Berlin, de escasa tradición agrícola y ganadera. “Recolectamos frutas y hierbas de los prados colindantes de la ciudad y tenemos acuerdos con ganaderos locales que nos abastecen la materia prima animal” afirma contundente Rieger.

Puerro y trebol

El menú de Einsunternull  – restaurante que obtuvo su primera estrella Michelin en 2017, a los pocos meses  de su inauguración- demuestra que es posible crear platos nuevos y sorprendentes con productos únicamente de cercanía, un concepto que sigue ganando adeptos pese a sus evidentes limitaciones.

EINSUNTERNULL pradera

 

Para comenzar la degustación la casa ofrece un magnífico pan de masa madre suave y esponjoso acompañado de una mantequilla adictiva. El primer entrante, si se puede llamar así, sorprende por su extremada sencillez: una hoja de  puerro al vapor con su puré y su propio caldo decorado únicamente con semillas. A continuación, otro plato en que se realza el mundo vegetal -“Pradera, enebro y alforfón”- en el que destacan sabores amargos y ácidos poco comunes en la alta cocina actual que suele abusar -aunque últimamente menos- de ingredientes excesivamente dulces.

Suelo de setas, centeno y red

Y un plato de setas muy cremoso en el que no se utiliza ningun agrasa animal. Para terminar el apartado salado del menú, Andreas Rieger y su equipo de cocina -que sirve y explica cada paso del menú al comensal- sugiere un plato de casquería fina: “Corazón de ternera ” cortado en finas laminas, tipo roastbeef, acompañado de una salsa de semillas con notas amargas y poco amables.

Pan con miel

El postre, un nostálgica guiño frió y goloso al clásico pan con miel infantil , es magnífico, y la breve selección de vinos alemanes e internacionales, muy acertada. El café, en cambio, decepciona, y el agua filtrada de grifo (con o sin gas) se cobra a 5 euros. Ambiente moderno e informal en uno de los restaurantes del momento de Berlin.

EINSUNTERNULL vino

Vino alemán

 

 

 

Sea el primero en escribir un comentario.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share