CLANDESTINO MALAGA

CLANDESTINO

Niño de Guevara,3. Màlaga.

Telf.: 952219390

Precio medio: 20 euros.

Calificación: 6.5

Clandestino, el primer bistro moderno de Málaga, cumple diez años.  Todo un logro para una ciudad  cambiante, que reniega de su pasado reciente y convierte en clásico a todo local que logre mantenerse en pie durante dos o tres años.

En todo este tiempo, nada parece haber cambiado en este amplio local , muy urbano y cosmopolita, que  sigue ofreciendo  una amplia e informal carta “non stop” – hasta la una de la madrugada- en la que se mezclan , alegremente, propuestas culinarias de diferentes procedencias.

Las abundantes raciones que salen a un ritmo irregular -el tiempo de espera entre plato y plato suele prolongarse màs de lo deseable- de la cocina de Clandestino, siguen manteniendo , salvo algunas excepciones, un nivel más que aceptable.  Para hacerse una idea de la linea que lleva el local, lo mejor es compartir sus generosas raciones u optar por sus recomendables “minis”, una versión más reducida de sus platos emblemáticos.

Sigue estando bien la ensalada “Namber Guan” (9.50 euros), bastante atrevida para su época (2000), y el clásico “Carpaccio de ternera” (10.40) , donde no falta ni la omnipresente rucula ni las lascas de parmesano. Decepcionan los “Mejillones gratinados Maitre d´ Hotel” (5.50 euros,mini), – salsa de la vieja escuela elaborada con mantequilla, limón y perejil- poco jugosos y perjudicados por un insípido e industrial Emmental frances.

Es refrescante el “Timbal de Corvina” (10.90 euros) , una variante del  tartar de pescado  que mejoraria  con  un contraste picante;  aceptable el plato de “Gnocchi” (5.50 euros, mini) que se pueden acompañar con una excelente confitura de tomate casero;  y reconfortante la “Lasaña vegetal” (5.90 euros,mini), otra de las estrellas infalibles de la casa.

Además de la carta, Clandestino ofrece una serie de sugerencias que se renuevan semanalmente, una buena selección de cocteles (5 euros) y cervezas belgas, y una corta pero dinámica carta de vinos. Nuestra elección, un balsámico Fina El Luzón tinto con una corta crianza en barrica de la D.O. Jumilla

El café sorprende por su calidad, y el servicio, algo frio e informal, aprueba entre semana, cuando el local no se encuentra abarrotado por un público joven con ganas de pasarlo bien.

Respuesta

  Comentario: 1


  1. Después de muchos años sin ir, ya que hay un montón de sitios similares en el centro , tenia ganas de volver a Clandestino. Nostálgia ? Si, un poco, confieso que he pasado muchas noches inolvidables allí. Todo está igual, la calidad de la comida está bien, el servicio sigue siendo bastante estirado -las chicas, muy Thelma y Louise, como dijo alguien en otro foro- y el ambiente cool y modernito. Eso si, la carta parece sacada del tunel del tiempo. Y es que yan han pasado 10 años. Feliz cumpleaños, Clandestino.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share