AQUIARA: LOS PINTXOS DE KOLDO ROYO EN PALMA DE MALLORCA

AQUIARA
Paseo Marítimo,3. Palma de Mallorca.
Telf.: 971732435
Relación calidad-precio: interesante.
Texto y fotos: Lutz Petry
image
Cuando el prestigioso cocinero vasco Koldo Royo -galardonado durante años con numerosos premios y una estrella Michelin -decide cerrar su afamado restaurante en pleno Paseo Marítimo de Palma en 2008, la ciudad perdía a uno de sus grandes referentes gastronómicos. Pero el televisivo chef, autor también de numerosos libros de cocina, se reinventa en 2009 con un bar de tapas y pintxos mucho mas informal y asequible en el mismo local que ocupaba el antiguo restaurante.
image
Aquiara es, como nos indica el mismo Koldo Royo, una «tasca de toda la vida para disfrutar con los amigos, no un restaurante formal y serio», que cuenta hasta con una pantalla de tv -detalle que nos chocó- y unas sillas y mesas bastante incómodas con vistas al puerto. Su amplísima carta está compuesta por los tradicionales pintxos vascos, algunas especialidades clásicas de la cocina española y alguna que otra apuesta mas internacional y cosmopolita.
image

Para empezar se pueden elegir en la misma barra la selección diaria de pintxos fríos o montaditos (1.80 euros) de una calidad media mas que acetable, como los de tortilla española, atún picante, ensaladilla rusa o gulas. Resulta ligero el «Salmorejo cordobés con su guarnición» (4.80 euros); agradable ,aunque algo insípido, el «Carpaccio de gambas con rucula, piñones y queso mahones » (8.40 euros); aceptable el «Brazo de pulpo asado con pimiento; y excelente la «Hamburguesa de rabo de buey confitada » (4.80 euros).
image
El servicio,bastante desganado, no está a la altura, y la bodega, que cuenta con una interesante selección de vinos por copas, cumple de sobra para las características del local. Los precios, bastante amables, son otra razón más para visitar a uno de los mejores bares de tapas de la ciudad.
image

Respuesta

  Comentario: 2

  1. Belvedere


    Cuando un lugar destinado a un determinado fin, en este caso dar placer a las papilas gustativas, no cumple un requisito básico previo cómo es estar cómodo y con una visión agradable, lo principal relativo al paladar ya se tira por tierra. Esto es algo que algunos gastrónomos no parecen comprender. En la terraza del antiguo Koldo Royo observé nada más sentarme que algo extraño me ocurría en las piernas, a continuación observo a mis comensales vecinos y veo que ambos poniéndose de acuerdo giran la mesa 90 grados ¿por qué, me pregunte? Sus rodillas tropezaban con el travesaño de la mesa! Increíble. Por el amor de Dios, cambie usted el mobiliario señor Koldo! Gastronomía sí, vale, pero Ergonomía mínima también, por favor!

  2. Charlotte


    Creo que el lugar ni el servicio hacen justicia a la calidad de la comida.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share