KABUKI

kabuki 5[1]KABUKI
Avda.Manuel Fraga Iribarne,1
Torremolinos
Telf. 951923563
Puntuación global: 6.5
Cocina: 6
Ambiente: 7
Servicio.5.5
Bodega: 5
Pan: n.s.
Decoración: 7

El perfil de los restaurantes japoneses en España , que hasta hace poco eran o bien caros y elitistas o
casi tan cutres como los chinos de barrio, está girando hacia un termino medio bastante interesante.
Los nuevos japos, decorados a la última  y con precios más ajustados, intentan abarcar a un público
joven y guapo que se deja seducir fácilmente por el reclamo de un mundo oriental  minimalista que vende salud y espiritualidad a raudales.
Kabuki, que nada tiene que ver con el  restaurante madrileño que dirige el gran Ricardo Sanz-
el primer cocinero español en atreverse a mezclar la cocina oriental con la mediterránea-, se acoge
a esta tendencia con un local moderno -ya lo anuncia el letrero futurista  de su llamativa fachada- que se divide en dos espacios. A la derecha se sitúa un confortable loungue-bar -con muchas posibilidades
pero inexplicablemente desaprovechado- que es ideal para tomar un aperitivo o una copa después
de la cena .Y a la  izquierda, un salón-comedor en el que se puede optar por  tomar unos suculentos sushis   con sake en la barra o una cena más formal en unas mesas  “de diseño” un tanto incomodas.
Si el tiempo lo permite  -últimamente casi siempre en la Costa del Sol- también existe la posibilidad de disfrutar de  una amplia terraza, un tanto condicionada , eso si, por el intenso tráfico de la antigua Nacional-340.

La carta no se diferencia demasiado de otros japoneses , por lo que  lo mejor es optar por un menú-degustación, al atractivo precio de 22 euros ,en el que el comensal puede llevarse una amplia impresión de lo que se cuece en los fogones de Kabuki:
La sopa “Miso”, todo un estandarte de la cocina nipona,  resulta reconfortante, aunque un extraño sabor a concentrado desvirtúa el resultado final. Con el “Sushi “ – una  especie de tapa a base de arroz adobado  con  ingredientes crudos  como pescados, maricos  o  todo tipo verduras- , el nivel sube
considerablemente: suaves los Nigiri de atún y salmón; incisivo el de pulpo; y más que correctas ,aunque casi idénticas, las versiones del Maki  “California”.
Liviano  ,aunque poco variado, el “Kaki ake” o “Tempura de verduras”, que está frito con un rebozo
muy fino, casi trasparente. Y un tanto plano e incongruente -¿a que vienen los  vulgares trocitos de ternera  mezclados con el cereal   en  un menú de pescado y verduras?- el arroz “Yakimeshi”.
Y bastante logrado el “Maguro teriyaki”, un jugoso trozo de atún poco hecho a la plancha con salsa  semi-dulce. Para acompañar el menú, es recomendable  una cerveza fría, un buen sake o el corpulento Enate rosado, que no marida nada mal con los intensos contrastes de la cocina oriental.

A favor: la decoración.
En contra: la pantalla TV.

Sea el primero en escribir un comentario.

Respuesta


Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share